Reflejo pelirrojo de momento

Cabello pelirrojo, sólo ese hecho ya te hace ser tan sexy, no importa nada más que tu rostro, el resto ya es cosa de humanos.
Siendo tan bellas las praderas curvilíneas del desierto de la piel, a veces, no tan arido y más bien húmedo, a veces tan cerca y otras inalcanzable, conservan la importancia de la distancia que hay entre nosotros.




Bonito, si, todo me parece, bonito.