Diminutos segundos, eterna sonrisa.



Acaso, nunca haz preguntado lo mucho que puede hacer algo tan pequeño en tu vida.
¿Es necesario por todo lo que te preocupas?, si algo tan pequeño puede entregar mucho más de lo que tu mismo crees.

Simples detalles, si es así como me hago llamar, porque son esos los que llenan realmente, los que gustan de verdad, y los que uno recuerda detalladamente, porque algo tan diminuto, te ha entregado un gran y eterno rato de felicidad, que hasta en los días que estas a solas, recordás y sonreís, sorprendida de tu actitud en ese instante. Pero, un instante, sólo tu yo, pero quizás alguien a otorgado tanta alegría, en algo que para otros puede ser poco significativo, pero para ti, lo es todo.